Anime

Yuri!!! on Ice, el anime que ha hecho historia

Como no podíamos quedarnos sin un artículo de Yuri!!! on Ice aquí vengo, Kai The Kat, a hablar de este maravilloso anime que ha cumplido con lo que prometía en el opening: hacer historia.

Para aquellos que no lo conozcáis, Yuri!!! on Ice es un anime de género deportivo, que se centra en la competición de patinaje artístico “Gran Prix”. No solo tiene un reparto muy diverso, también echa abajo los roles de género y muchos estereotipos. Por no hablar de que es el primer anime deportivo que tiene una pareja abiertamente homosexual.

El protagonista, Yuuri Katsuki (cuyo apellido aproximadamente se traduce como “nacido para vencer” y su nombre “coraje para vencer”), tiene un metabolismo que le hace engordar con facilidad y tiene que ir con cuidado con lo que come (lo cual le hace poder comer poco katsudon, que es su comida favorita). ¡Abajo con el ideal de cuerpo perfecto y que solo las mujeres tienen que cuidar su peso! Tiene inseguridades, tiene ansiedad y este anime lo trata de un modo muy realista. Tiene 23 años, es patinador sobre hielo profesional y está planteándose retirarse tras hacer el ridículo en la final del último Gran Prix. Se usa como nombre romanizado Yuuri porque es la forma correcta de pronunciar el nombre japonés Yuri, y para diferenciarlo de Yuri Plisetsky, un patinador ruso.

Por si fuera poco, mientras estaba en la competición, su perro (Viichan) murió. Tras llorar en el baño, Plisetsky le increpa diciéndole que es un incompetente y que no hay sitio para dos Yuris. Y aún peor, al ir hacia el aeropuerto se cruza con su ídolo, el elegante patinador ruso, leyenda viva y pentacampeón: Viktor Nikiforov (a quien tenemos en la siguiente foto). Y este le confunde con un fan, toda una puñalada en el orgullo del pobre Yuuri.

¡Y eso son solo los 3 primeros minutos! Un inicio bastante intenso.

Una vez de vuelta a casa, meses más tarde, va al ring donde patinaba cuando era más joven y aun no a nivel profesional. Allí se encuentra a Yuko, su amiga de la infancia, que es una empleada del ring. Ella le deja patinar aunque esté fuera del horario. Entonces Yuuri hace la misma coreografía que Viktor hizo en la final. Y la hace perfecta. Lo que no sabe es que las hijas de Yuko lo han grabado y lo suben a Youtube. Cuando se quiere dar cuenta ya es viral.

Lo que desde luego que no esperaba Yuuri tras eso, es que el mismísimo Viktor viera su actuación y se dijera a sí mismo “Maldita sea. Voy a llevar a este chico a la cima”, pillara a su perro, subiera a un avión y fuera a Japón a buscar a Yuuri. El pobre vuelve un día a casa y su padre literalmente le dice “Yuri, hay un extranjero guapo preguntando por ti. Está en el onsen” (su familia lleva un hotel con termas). Yuuri va corriendo y se encuentra a Viktor, en su desnuda gloria, diciéndole que será su entrenador.

Bien, este es el resumen básico del primer capítulo, y así es como empieza la historia. Para aquellos que no lo hayan visto ya estáis puestos en situación.

A partir de ahí empiezan a entrenar y vemos como Yuuri va de una competición a otra, a la vez que conocemos a un elenco diverso y entretenido, vemos historias que llenan el corazón de ternura y somos testigos de cómo esos dos (Viktor y Yuuri) se enamoran.

Entre los personajes del mencionado heterogéneo reparto, encontramos a:
• Phichit Chulanont: un joven tailandés muy talentoso que es amigo de Yuuri. Le encanta hacer selfies y está siempre pegado a su móvil
• Leo de La Iglesia: un joven estadounidense, medio mexicano, que ama la música
• Guang-Hong Ji: uno de los patinadores más jóvenes, con solo 17 años, de china
• Yuri Plisetsky: el más joven de los principales, con solo 15 años y mucha ambición
• Christophe Giacometti: un patinador suizo con coreografías subidas de tono
• Georgi Popovich: un patinador ruso que quiere ser el relevo de Viktor ahora que ha dejado de patinar para entrenar
• Emil Nekola: un checo que se parece físicamente al youtuber PewDiePie
• Michele Crispino: un italiano que sobreproteje a su hermana
• Seung-Gil Lee: un coreano estoico
• Otabek Altin: un kazajo misterioso
• Jean Jaques Leroy: un canadiense egocéntrico

No solo hay varias nacionalidades, también rompe con muchos estereotipos, del estilo de que los canadienses son todos tímidos y educados. El patinador estadounidense es medio mexicano, y su debut fue en el capítulo que se estrenó el día de la victoria de Donald Trump, al menos pasó algo positivo para los estadounidenses ese día.

Otro detalle importante de este anime es el uso que hace de la tecnología. La historia pasa en 2016, y realmente lo parece. Hay smartphones, tablets… ¡Incluso usan Instagram para relacionarse entre ellos! Toda una maravilla.

Y ahora viene la parte que personalmente más me gusta.

Es un anime que se pasa por donde le da la gana los roles de género. Varios personajes masculinos hacen ballet, y en ningún momento se les hace burla por ello. Incluso hay una escena en que uno de los protagonistas pide a su profesora de ballet que lo enseñe a actuar como una mujer para hacer mejor su coreografía, y a todo el mundo le encanta el resultado. Por no mencionar que Viktor Nikiforov llevó el pelo largo y un traje que, como dice él, sugería género masculino y femenino a la vez. En ningún momento nadie hace burla a nada de esto y se trata con total normalidad.

De igual manera se trata con normalidad la relación de Viktor y Yuuri, que progresa de forma natural a lo largo de la temporada. Nada parece forzado o simplemente hecho por el fanservice. Simplemente pasa, son dos personas que se enamoran, sin en ningún momento importar que sean dos hombres. Además de que es una de las relaciones más sanas y estables que se pueden ver en cualquier tipo de medio de comunicación hoy en día. Aprenden el uno del otro, se ayudan, se apoyan… En las crisis trabajan para poder superarlas. Es una gozada ver su dinámica.

La música de Yuri!!! on Ice también es, sin duda, uno de sus puntos fuertes. El opening, en inglés, se llama History Makers, y es tan alegre y animado que solo con oírlo uno se pone de mejor humor. Además de que las coreografías van acompañadas de su música, que varía desde algo que suena casi como un coro de iglesia (Ai ni tsuite: Agape) hasta electro (Anastasis), pasando por un mix con rap (Still Alive) e incluso música del ballet de La Bella Durmiente (Carabose).

En resumen, si lo que buscáis es un anime que os deje con buena sensación, con un reparto refrescante, una historia de amor hermosa y música impresionante; ¡no lo dudéis, Yuri!!! on Ice es sin duda la mejor opción!

arrow_back
arrow_forward

¿Qué os ha parecido esta entrada? ¿Os ha dado ganas de ver Yuri!!! on Ice?

  1. Desconocía este anime y después de leer el artículo la verdad es que me han entrado ganas verlo. La variedad de sexualidad y nacionalidades me parece una idea rompedora y novedosa.
    !Muy buen artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *