Análisis PC Playstation Videojuegos Xbox

Análisis Resident Evil 7: Biohazard

Casi un mes después de su salida, y con sus dos primeros DLC de pago disponibles, nos disponemos a analizar Resident Evil 7 biohazard, la última y polémica entrega de la saga de culto que debutó hace ya 21 años, en el lejano 1996.

A poco que estéis metidos en el mundillo, algo habréis oído sobre la polémica que envolvía a este nuevo Resident Evil en cuanto a su esencia: ¿La cámara en primera persona es algo incompatible con la esencia de un Resdient? ¿Es este nuevo punto de vista en primera persona un intento por acercarse a licencias de terror de éxito como AmnesiaOutlast? ¿Tiene algo que ver esta entrega con las demás entregas numeradas de la serie? Os resolvemos estas y otras cuestiones a continuación:

La primera y más importante de la cuestiones es: ¿se siente como un Resident Evil esta nueva entrega? La respuesta es muy sencilla: depende.

Depende de lo que cada uno entienda por la “fórmula Resident Evil”. Si sois jugadores que empezasteis a partir de la cuarta entrega o en adelante, sin duda os encontraréis con un juego totalmente diferente, mucho más pausado, alejado de la acción más directa y con una  duración bastante inferior. En cambio, si lleváis años con la franquicia y jugasteis a alguna de las tres primeras entregas, o a juegos como Code Veronica sentiréis que la nostalgia os invade.

En efecto este nuevo Resident Evil 7 tiene unas mecánicas mucho más pausadas, dedicando una gran parte del tiempo a la exploración ,(de hecho, a recorrer las mismas secciones una y otra vez para encontrar llaves que abran nuevas áreas con nuevos secretos, nuevos pasadizos ocultos etc…) sin desmerecer los combates que desde mi punto de vista están muy conseguidos y transmiten una gran tensión en cada enfrentamiento, alejados de esos combate “hollywoodienses” de las entregas anteriores en los que te sentías como una máquina de matar. Aquí, cada bala cuenta, cada hierba (ítem de curación) puede ser la última y debes decidir cuándo usarla. ¿Os suena?

En efecto, pese al cambio de perspectiva (que le sienta de maravilla), estamos ante el juego del mercado que más nos acerca y nos recuerda a los Survival Horror de los 90 que tanto furor causaron.

En cuanto a la trama (si bien es cierto que modificándola un poco podría pasar por una nueva IP) la verdad es que consigue atraparnos y tenernos con ganas de saber qué está ocurriendo y como se conectan los hechos de esta entrega con la trama principal de la serie, así que podríamos decir que sin ser un guion que vaya a marcar época, cumple a buen nivel.

Si hablamos de sonido estamos ante una obra con un acabado excelente. Es un juego que para apreciar como es debido DEBE jugarse con auriculares para apreciar cada efecto de sonido, cada golpe, cada susurro, cada paso en la lejanía. De verdad que es una experiencia que no se puede dejar pasar. Si a esto le añadimos una banda sonora minimalista pero muy efectiva, nos encontraremos con que estamos, sin duda, ante uno de los mejores aspectos del juego.

Gráficamente Resident Evil cumple a buen nivel, pero sin estridencias. Los escenarios son fantásticos, y el arte del juego es brutal, sin embargo, detalles como que al acercarte a ciertas texturas estas pierdan calidad empañan un poco el resultado global de un apartado gráfico, que aun así, se mantiene por encima de la media de lo que nos podemos encontrar actualmente en el mercado (en consolas).

Pero es difícil que un juego sea muy bueno en todo, y Resident Evil 7 no es la excepción: su principal problema es su duración. Si bien es cierto que la primera partida en dificultar normal puede durar entre 8 y 12 horas, los extras que se añaden son muy pobres (básicamente un nuevo nivel de dificultad llamado manicomio y encontrar todos los coleccionables).

Podríamos hablar de un juego con contenido escaso pero de buena calidad, sin embargo, la cosa es más grave cuando en poco más de dos semanas se han puesto a la venta dos contenidos descargables que expanden el videojuego de una forma considerable, aportando nuevas secciones, nuevos personajes y nuevas mecánicas.

Este hecho afea un producto tan bueno como es este Resdient Evil 7 ya que, al ser lanzados con tan poca diferencia de tiempo es obvio que estos contenidos ya estaban creados y no se querían añadir al juego para venderlos por separado a un precio de 30€ el pase de temporada. Una estrategia fea pero que desafortunadamente está cada vez más arraigada en esta industria (este es otro tema muy interesante de estudiar pero al que no se le darán más vueltas en este análisis).

En contraposición y para ser honestos, hay que añadir que en primavera (aún no se ha especificado cuando) se podrá descargar gratuitamente un nuevo DLC llamado Not a Hero que se espera que resuelva algunos misterios que han quedado sin resolver.

 

Valoración final: Estamos ante un Resident Evil, no hay duda, o al menos estamos ante el videojuego que más nos recuerda a la época dorada de esta saga en cuanto a terror y tensión. Además, es un producto muy bien acabado, de un nivel altísimo que solo se ve empañado por su escaso contenido y su polémica política de contenidos descargables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *