Análisis PC Playstation Xbox

Análisis Mad Max, un mundo diferente

Después de la salida de Horizon Y Zelda, nos disponemos a buscar otros videojuegos Sand Box con una ambientación única. Hoy, analizaremos Mad Max.

Horizon Zero Dawn y Zelda: The breath of the wild, son dos videojuegos de mundo abierto con una ambientación rompedora, diferente al resto, se alejan de las urbes normales y buscan ofrecernos un mundo nuevo y desconocido para nosotros.

Pese a ofrecernos mundos únicos, estos juegos no son los primeros que lo hacen, sin ir mas lejos, hace poco mas de dos años, salió al mercado un videojuego con una ambientación muy diferenciada y que rompía con los cánones del género.

Como decíamos, Mad Max es un juego de mundo abierto alejado de las ambientaciones típicas como GTA, Watch Dogs,  o el reciente Ghost Recon, que nos lleva de lleno a una recreación muy lograda del mundo post-apocalíptico de la saga de películas Mad Max.

En este mundo tan hostil, las balas, la munición, la gasolina, la comida e incluso el agua escasean. Y esto no es solo un detalle argumental, sino que esta implementado en las mecánicas del juego. Por ejemplo: nuestro vehículo (el eje sobre el que gira el juego como veremos más adelante) se puede quedar sin gasolina, y si bien es cierto que no nos desesperaremos buscando latas de gasolina, habrá que ir echando un ojo de tanto en tanto para no quedarnos tirados en mitad de algún momento crítico. El agua, así como la comida, si que escasearan un poco más y son esenciales para recuperar la salud (que no se regenera automáticamente) lo bueno, es que podremos ir llenando nuestra cantimplora, para recuperar salud cuando nos sea mas urgente. El otro elemento que escasea, y mucho, es la munición; encontraremos muy pocas balas para nuestra escopeta, así que tendremos que racionarlas bien y esperar el momento oportuno para usar nuestra arma, hecho que nos obliga, a usar el combate cuerpo a cuerpo (otro de los ejes centrales del juego). Así que estamos hablando de mecánicas que sin ser muy rompedoras, están muy bien implementadas en el universo del juego y le da un toque que lo distingue de algunos sand box más genéricos.

Y ya que hablamos del universo del juego, pasemos a la historia: una de las mas simples que recuerdo en un videojuego. Nuestro protagonista quiere ir a un sitio X y para ir allá tendrá que mejorar su coche aceptando misiones de diversos personajes sin ningún tipo de carisma (excepto nuestro mecánico y acompañante). Sí, lo he simplificado casi hasta el absurdo, pero de verdad que la historia es solo una excusa para hacer lo que hacemos la mayor parte del juego: darnos de hostias y conducir por el desierto.

El combate cuerpo a cuerpo, bebe directamente (por no decir copia descaradamente) el sistema de combate de los Batman Arkham, es decir, un personaje contra el mundo golpeando y contraatacando, enlazando rachas de golpes para pegar mas fuerte, y esquivando en caso de que los enemigos tengan algún tipo de arma o escudo. Nada revolucionario, y encima al ser el protagonista un tipo “normal” no dispondrá de la habilidad ni de los gadgets de Batman, así que se os hará mas monótono el combate. Es por lo tanto un mal sistema de combate? No necesariamente, el combate transmite la crudeza del mundo en el que estamos, y enlazar combos, contraatacar a tiempo y ejecutar a enemigos es muy satisfactorio. El problema es que los combates quizás abundan demasiado y pueden llegar a hacerse repetitivos. En resumen, si te gustan las peleas de los Batman de Rocksteady , te gustarán estas y si no te gustan las odiarás.

Y si nos pasamos la mitad del juego pegándonos con un montón de calvos psicópatas, la otra mitad la pasamos conduciendo nuestro magnus opus.

El magnus opus será el vehículo que nos servirá para desplazarnos por el inmenso mapa que Mad Max nos ofrece. Pasaremos literalmente horas y horas conduciendo por el yermo, yendo de un puesto enemigo a otro, buscando chatarra, persiguiendo convoyes de enemigos, derribando espanta-pájaros gigantes, disputando carreras, y así un largo etc, que a su vez servirán para reducir la presencia de los enemigos en esa zona del mapa, lo que nos permitirá acceder a nuevas misiones y nuevas mejora disponibles.

La conducción es muy satisfactoria, realmente cuando vas a pie, estas deseando volver a tu coche. El combate contra vehículos, si bien en un principio es bastante básico (se reduce a embestidas) a medida que mejoramos nuestro vehículo, se añaden nuevas mecánicas como arrancar las ruedas de los enemigos o lanzarles arpones explosivos.

Añadir como dato importante, que nuestro vehículo no llega a destruirse del todo, si sufrimos daños importantes tendremos una cuenta atrás para abandonarlo y tendremos que esperar a que nuestro compañero lo repare (si esto sucede con enemigos alrededor la cosa se nos puede llegar a complicar mucho).

En cuanto al sistema de mejoras del vehículo, al igual que para Max, requerirá que consigamos una cierta cantidad de chatarra, o completar ciertas misiones (o ambas) para mejorarlos. Podemos mejor el blindaje del vehículo, la potencia del arpón, para-choques, ruedas… la verdad es que hay un gran abanico de mejoras para nuestro coche. Las mejoras para nuestro protagonista serán mas reducidas y se limitaran a mejorar la armadura , el daño de nuestros puñetazos, capacidad de munición, pero, lo compensa con otro sistema de mejoras el cual nos permite por ejemplo aumentar el numero de balas que conseguimos de cada cadáver, la cantidad de chatarra que cogemos de cada montón o hacer que nuestro coche tarde mas en gastar el combustible. La principal diferencia entre estos dos sistemas de mejoras es que mientras que para el primero hace falta chatarra y avanzar misiones, para el segundo será necesario adquirir puntos de Griffa.

Los puntos se consiguen completando desafíos como conquistar 7 puestos rivales, matar 100 enemigos, derribar x espanta-pájaros y por muchas más acciones. Por cada desafío que completes (disponibles para ver desde el menú principal) obtendrás un punto de Griffa. Con estos puntos puedes ir a visitar a este extraño personaje que te los canjeará por las mencionadas mejoras.

Si bien es extraño partir las mejoras en 2 sistemas si que es cierto que el sistema de desafíos es un aliciente y nos puede picar (sobre todo a los completistas) y por lo tanto alargar la vida del juego.

Pese a que no tengo pensado profundizar mucho en el apartado técnico me gustaría remarcar que los gráficos, si bien no son punteros, aguantan muy bien el tipo para tener 2 años y medio, y pese a que su banda sonora es muy simple, las voces y los efectos de sonido como el rugir de los motores o las explosiones están bastante conseguidos.

En resumen: es Mad Max un buen juego? Lo es. Ahora, es cierto que peca de repetitivo a medida que avanzan las horas y que esta lejos de ser perfecto? también.

Lo recomendaría? Depende, es un juego que puedes encontrar por menos de 20 €, con una duración más que aceptable y con una ambientación diferente. Ahora bien, si estas saturado de sand box, acción y buscas algo muy rompedor seguramente mad max no es tu juego. Y mas si tenemos en cuenta que acaban de llegar al mercado juegos como zelda o horizon…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *