El Trastorno del Espectro Autista (TEA), según la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) en su última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales (DSM-5, 2013) se define como un problema en el desarrollo neurológico con el que tiene que convivir la persona (y sus familiares y amigos/as) toda la vida. Consiste en una forma de pensar, sentir y comportarse en el mundo diferente a la de las personas normotípicas. Las personas con TEA presentan alteraciones en diferentes áreas: interacción y comunicación social (falta de reciprocidad emocional), conductas e intereses (comportamiento repetitivo y restrictivo), entre otras áreas. Esto realmente supone un enorme malestar para la persona que padece el trastorno, pues se siente como “un bicho raro” dentro de una sociedad que premia la normalidad y juzga todo aquello que se sale de lo establecido.

Como su nombre indica, el TEA es un espectro, lo cual quiere decir que es un amplio abanico de graduaciones de autismo, no existe una forma única de autismo. La forma más leve de autismo, y también la más conocida, es la de Síndrome de Asperger. Albert Einstein tenía este síndrome, al igual que Andy Warhol, Wolfgang Amadeus Mozart, entre muchos/as otros/as.

Por poner unos ejemplos de nuestra época, seguro que a todos/as os ha venido a la mente el físico teórico Sheldon Cooper, personaje de la sitcom estadounidense The Big Bang Theory. Pero también tiene Asperger Susan Boyle, cantante y ganadora del programa británico Britain’s Got Talent el año 2009 y el cineasta estadounidense Tim Burton, por poner algunos ejemplos. En el mundo de los videojuegos tenemos al creador de Pokémon Satoshi Tajiri.

Verdaderamente es un trastorno con muy baja prevalencia en la sociedad (1 de cada 100 nacimientos, según Autismo Europa, 2012). Aun así, es importante conocer acerca de este trastorno para comprender y empatizar con las personas que lo padecen. Y hablando de Pokémon y siendo hoy el día mundial de concienciación sobre el autismo, veremos de qué forma influyen los videojuegos a las personas que padecen TEA a través del presente artículo.

En primer lugar, mencionar que se han creado una diversa variedad de videojuegos específicamente para este target (personas de todas las edades con autismo en alguna de sus gravedades). Por ejemplo, en el último año un grupo de mexicanos del grupo Xintiba ha creado una app que emplea estímulos visuales y auditivos (estímulos muy recomendados para interactuar con personas con TEA) para ayudar en el aprendizaje de niños/as con este trastorno. Tipaby es el nombre de esta serie de videojuegos.

Pero no solo aplicaciones para Smartphone o Tablet. También se ha comprobado que el uso de la cámara Microsoft Kinect para XBOX ha facilitado la integración de este colectivo en la comunidad gamer, ya que ayuda a mejorar su equilibrio y su movimiento corporal y también a relacionarse con otras personas.

También, algunos videojuegos que ya existían se han adaptado a las necesidades de la población realizando una serie de modificaciones. Es el caso de Minecraft (ese gracioso juego lleno de pequeños píxeles cuadriculados de colores) con el nuevo servidor llamado AutCraft. Se trata de un servidor tranquilo destinado para ser usado por personas con dificultades a la hora de relacionarse con los/as demás.

En definitiva, los videojuegos pueden ser una herramienta interesante a la hora de ayudar a las personas con TEA a interactuar y socializar con otras personas de forma que no les suponga un nivel de ansiedad excesivo, y consiguiendo que al mismo tiempo les resulte placentero y divertido. Bienvenidos/as jugadores/as.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.