Cuando la PlayStation 3 fue lanzada al mercado vino cargada de características que no habíamos visto en consolas anteriores, como la posibilidad de instalar un sistema operativo como linux en la consola. Esto con el tiempo parece que supuso un problema de seguridad importante para las consolas de Sony, con lo que tanto esta como algunas otras funcionalidades desaparecieron con el paso de las actualizaciones.

Enfurecidos (y con toda la razón del mundo), los usuarios indignados lanzaron una demanda colectiva contra la compañía por haberles arrebatado esas funcionalidades con las que les vendieron las consolas y esta situación ha llevado a Sony a tener que llegar a un acuerdo mediante una indemnización hacia los demandantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.