Artículos Nintendo PC Playstation Xbox

Intentando entender el Downgrade

Watch Dogs la puso de moda, pero esta palabra ya existía mucho antes. Hoy, intentaremos entender el Downgrade.

Creo que todo aficionado a este mundillo recordará lo que pasó en el E3 de 2005, cuando sony, mostró un espectacular trailer de Killzone 2, con unos gráficos de infarto para le época. Guerrilla prometió que era material in-game y que Ps3 podría moverse en esos parámetros gráficos sin problemas.  Nada mas lejos de la realidad. En el E3 de 2007 se podía acceder a una demo del mismo nivel que se mostró un par de años antes, y pese a que el apartado gráfico seguía siendo mas que correcto, era evidente que había sido recortado respecto a la mostrado en un inicio.

Este es uno de los casos mas famosos, pero ni mucho menos es el único. A nadie se le olvida el juego que puso de moda la palabra DowngradeWatch Dogs.

Watch Dogs fue mostrado por Ubisoft en el E3 de 2012, el juego lucía de maravilla, tenía unos gráficos espectaculares y prometía revolucionar el mundo de los sand box. Las expectativas estaban altísimas, los fans muy ilusionados, y en consecuencia la decepción fue brutal y el odio que se vertió sobre el juego, demoledor.

El juego no era malo, es mas, era una propuesta diferente dentro del género, y sin ser para nada un producto excelente, se podía considerar un titulo notable.

Sin embargo, la inmensa polémica que tuvo le condenó, y no solo eso, a finales de 2016 salió al mercado su secuela, Watch Dogs 2, y pese a ser un juego mas completo que la secuela, y con un acabado mas cuidado, no consiguió vender ni mucho menos las cifras que calculaba Ubisoft. Los jugadores no olvidaban lo que pasó con la primera entrega y no se atrevieron a dar una oportunidad a la secuela.

Esto nos lleva a preguntarnos: ¿por que las desarrolladoras se empeñan en realizar estas prácticas? ¿les sale a cuenta? ¿son tan importantes los gráficos para los usuarios? 

La realidad es que el 90% de las desarrolladoras (por no decir el 100%, dejemos un margen de duda) utilizan en mayor o menor medidas estas prácticas. Si nos ponemos a buscar que trailer de lanzamiento de cualquier videojuego y lo comparamos con su versión final, en la mayoría de casos encontraremos un pequeño descenso de la calidad del producto (en alguno de los casos puede llegar a ser prácticamente imperceptible).

Esta práctica, no tiene que ser tomada como un engaño al consumidor (si no se sale de unos parámetros aceptables), es decir, es normal que las compañías quieran “maquillar” el videojuego para hacerlo mas atractivo y captar la atención del jugador. En un mercado tan saturado como este, se utilizan miles de estrategias para destacar un producto propio, y esta, es tan solo una mas.

De hecho, no es una práctica exclusiva de este mundillo; si vamos a cualquier cadena de comida rápida, seguramente la hamburguesa que vamos en la foto sea mucho mas apetecible que la que nos acaban entregando, y nadie pone el grito en el cielo.

El problema es cuando las compañías no solo “maquillan” su producto, sino que lo hiper-vitaminan tanto, que acaba por no tener nada que ver con el juego que lanzarán al mercado. Estos cambios tan grandes, no suelen pasarse por alto entre los fans y acaban haciendo que tanto el videojuego como la compañía sean objetos de una crítica feroz.

Aquí hemos intentado entender “el porqué” a esta práctica tan habitual, pero la pregunta que aún no ha sido respondida es si para los usuarios son tan importantes los gráficos.

Es cierto que he dicho que los usuarios son capaces de atacar con mucha fiereza a una compañía si se siente que han sido engañados. Pero seguramente si no hubieran sido engañados no hubieran criticado al videojuego con tanta crudeza, y hubieran hecho una crítica mas objetiva. Es decir, el videojuego podría gustar o no gustar a los jugadores, pero su crítica no se hubiera visto influida por hechos como este.

Esto no quiere decir que a los jugadores no les interese el apartado gráfico, ni mucho menos. Para muchos jugadores es un aspecto fundamental y puede que les haga decidirse entre un videojuego y otro parecido.

Sin embargo, no considero que los gráficos sean el pilar fundamental sobre el que se rigen los jugadores a la hora de valorar un videojuego.

Me explico: como he dicho, un jugador indeciso puede decidir elegir entre un videojuego u otro comparando su poderío gráfico, es decir, puede ser un factor determinante a la hora de elegir que producto comprar. Sin embargo, si un jugador lleva años esperando por un videojuego, y este no tiene unos gráficos espectaculares, pero en cambio, si por ejemplo la historia es conmovedora, la jugabilidad es perfecta, o simplemente el videojuego es exactamente lo que el llevaba pensando, el apartado gráfico no será un aspecto que haga que no disfrute del juego (siempre y cuando no sea un producto (gráficamente hablando) inaceptable para los tiempos que corren).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *