¡Hello Gamers!

Hoy, bueno, técnicamente ayer, el director de esta revista me informó que había abierto un server privado por parte de la revista para él y un grupo de amigos. Había estado ya bastantes años sin tocar el juego después de que un juego se me corrompió y perdí todos mis edificios, pero la idea de jugar con amigos me motivó, ¿que tal mis primeras 24 horas de vuelta en este mundo a bloques?

Bueno, pues primero que todo, no me acordaba de nada, y no ayudaba que obviamente el juego se ha actualizado un poquito desde mi última experiencia (¿un libro con las recetas? Es brujería).

Pero eso no fue el problema que tuve… después una pelea a la muerte con el hermano pequeño de nuestro director (donde salí victoriosa… con ayuda de dicho director y sus estado como Admin) decidí ir a explorar un poco el mundo, sabiendo que llegada la noche podría volver al pueblo que ya habían creado otros que llevaban algunos días.

Me perdí, morí y pongamos esto en Repeat durante un tiempo, el botón F3 (En el que podemos ver las coordenadas) en mi pc sirve para subir el volumen, pero bueno, eso no afectó en que lo disfrutara. Decidí que era hora de tomarme en serio el juego, así que fui a coleccionar algo de material, tras romper mi hacha, dejo mi mesa de construcción en el suelo y me construyo otro, en ese momento, oigo gritos de horror viniendo por discord.

Miro hacía el cielo, “a mí me va bien todo, ¿que ocurre?”

“Hannah, prueba a mover un bloque.”

Intento coger mi mesa, se destruye y…. reaparece, un suspiro.

“Herodie…(nuestro director) ¿que hiciste?”

Una risa malvada, bueno, al menos a mí me dio esa impresión, suspiros y desesperación por parte de los demás.

“No lo hice a propósito-“

“¿Qué has hecho?!”

Destaco que los que llevaban ya algo de tiempo, son bastantes pros, y tenían ya construidos un pueblo, un torre, un castillo, una granja… ya imaginas.

“Solo quería saber lo que pasaría si creara UN MILLON de hojas.”

Sí alguna vez os encontráis con nuestro amado director en un evento, no dudéis en llamarle tonto a la cara por parte mía, el sabrá el motivo.

Nos tira todos del server, algunos, los que estaban más cerca al núcleo antes, y otros un poco más tarde, estamos intentado buscar la solución.

Herodie intenta buscar el objeto en el código, no lo encuentra, al final decidimos que la mejor opción es que entramos e intentamos mantenernos en el juego para que poco a poco se vayan desapareciendo los hojas, la problema es que nadie estaba los suficiente lejos de esas entidades para permanecer más de un minuto en el juego.

Entonces a Herodie se le ocurre un gran idea, os teletransporto lejos. Vale, no es mala idea, pero el problema, que no sé ni como, pero dándole demasiados veces, nos transporta como veinte o cincuenta veces… Me ves a mí y otro aparecer en el cielo, caer, sobrevivir cayendo en un río y estar otra vez en el cielo, esto continúa durante un rato, nos hecha el servidor, volvemos a entrar y volvemos a empezar a caer.

Al rato, por fin, acaban las teletransportaciones, y nos encontramos lejos pero dentro del mundo, por fín! En ese momento, se le ocurre otra gran idea, os transporto otra vez al CENTRO DE LA PUTA CIUDAD!

Nos hecha el servidor, nos vuelve a transportar a los afueras…

En este momento, me rindo, me voy a modo un jugador, descubro el sitio perfecto donde construir una casa, recojo recursos, construyo una casa, sobrevivo…

Al fin y acabo, con mucho esfuerzo, y muchos tacos, se arregla el servidor y abandono mi familiar en este mundo paralelo para volver a mi verdadero hogar. Aunque me cuesta volver a mi vida cotidiana, consigo construir mi nueva cada, soy feliz, oigo como Herodie lo caga en el fondo una y otra vez, sigo construyendo, hasta que me giro, veo Herodie en mi casa, no se aún lo que quiere pero…

¿¡Eso es un puto Kreeper detrás tuyo!?

Dentro de mi casa.

En mi sotano subteraneo.

Y eso fue, mi vuelta a Minecraft.

Te odio.

PS: Tengo un huevo de algún monstruo fuerte dentro de mi casa escondido, ¿alguien me puede decir como destruirlo antes de que se me caiga por accidente allí dentro? Fue un regalo… de nuestro director.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.